Los filtros que aplicamos

No deja de sorprenderme como las personas vivimos nuestras vidas de acuerdo a filtros, y no me refiero a los famosos filtros que se aplican en las fotos para redes sociales, hablo de como interpretamos la realidad, los acontecimientos, las acciones de los demás y nuestro propio comportamiento.

Por ejemplo, alguien profundamente religioso ve todo con el filtro de Dios, entendiendo que todo son designios del creador y por lo tanto se requiere constante petición para que las cosas ocurran de cierta manera y cuando no pasan, hay una aceptación y quizás una interpretación de sabiduría. No digo que esta forma de ver la vida sea mala, pero podría limitar el potencial y tiende a ser conservador en las decisiones.

Otros verán la vida desde una perspectiva científica o técnica, todo tendrá un porque racional y lo que no tenga, se hará una hipótesis. Este filtro se maravilla ante los avances en los campos de la ciencia y como la tecnología mejora la vida, pero constantemente se topará con los misterios y de lo poco conocemos por ejemplo, la mente humana y el universo.

El filtro en la sobrenatural es muy popular. Es creer en la fantasía y la magia detrás del destino (astrología), aunque se traslapa un poco con el filtro religioso, está más abierto a la mitología, los extraterrestres, fantasmas y todo lo que no se puede comprobar con la ciencia pero algunas personas aseguran haber experimentado. En los últimos años se ha fomentado con el New Age y las nuevas mitologías de los superhéroes. Está susceptible a la charlatanería.

Hay muchísimos más filtros que aplicamos y cada vez se crean nuevos. Al parecer no podemos vivir sin ellos, creo que la mente divagaría y no podríamos tomar ninguna decisión sin marcos de referencia. Todos tenemos varios papeles en nuestra vida y cada uno tiene un filtro, cuando éstos chocan entramos en disonancia cognitiva. A veces juzgamos a personas de incongruentes, quizás solo están comportándose de acuerdo al filtro en el que se mueven.

Uno podría pensar que los filtros son engaños, construcciones que nos ponemos para huir de la realidad, pero creo que es lo contrario. Los humanos estamos diseñados a no ver la realidad, de hecho es uno de los factores que nos ha hecho tan exitosos como especie. Las personas que han logrado “lo imposible” lo hicieron por sus filtros. Está comprobado que si te pones lentes rosas tu mente ve todo con optimismo, el filtro correcto te puede elevar.

Pero ¿cómo saber si estoy aplicando el filtro correcto? Una forma de saberlo es ver como predice el futuro, si de acuerdo a tu forma de pensar puedes acertar en lo que sucede y sobretodo te permite prepararte, estás en el camino correcto. Por supuesto, el mejor filtro es el que te hace feliz, que te llena de satisfacción y le da propósito a tu vida, no importa que digan que te estás engañando a ti mismo o que eres ingenuo.

Por cierto, las fotos fantásticas que vemos del espacio en realidad no se ven así, se aplicaron filtros.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll to Top