Voto seguro y efectivo

Las elecciones del 2020 en Estados Unidos ya concluyeron, aunque se ve un claro ganador en Joe Biden, el presidente actual está alegando fraude electoral y está metiendo demandas en las cortes para ver si de alguna forma se revierten los resultados. Analizando un poco el sistema electoral americano, nos damos cuenta que es diferente que en otros países donde el gobierno federal organiza las elecciones, existe un colegio electoral en el que cada estado aporta electores de acuerdo a la representación que tiene (un elector por diputado y por senador), en casi todos los estados el que obtiene más votos populares aporta la totalidad de votos del colegio electoral.

Otra característica muy importante es que cada estado organiza y cuenta los votos, de hecho el secretario de gobierno es el encargado, y de acuerdo a la legislatura local son las reglas. Es también curioso que se permiten los votos por correo, la razón principal de esto es que los soldados disperzados por el mundo puedan ejercer su derecho, pero también personas que están viajando, sin embargo, con esta contingencia del Covid 19, la cantidad de votos por correo fue enorme. Muchos países quitaron esta modalidad de votos porque es muy susceptible al fraude.

Con tanta posibilidad de irregularidades y de chapuza, es increíble que en pleno 2020 con los avances tecnológicos todavía existan sistemas electorales no confiables. El ideal sería que una vez cerrado el periodo de votación, el resultado se muestre en minutos, con total transparencia y sin dudas, que ningún candidato pueda alegar fraude, a menos por el procedimiento de votación y conteo (podría ser por coerción o engaño). La única forma de lograrlo es por voto electrónico. Ya sé lo que piensas, ¿qué no los hackers podrían alterar las elecciones? ¿y la gente pobre que no tiene un celular o computadora? Vamos desmenuzando el asunto.

Primero analizaremos las ventajas del voto electrónico:

  • Facilidad de votación. Mediante una aplicación de dispositivo móvil o un sitio web, se podría votar solo capturando su clave de población o registro de ciudadano (como se llame en tu país), podría ser un código QR y que te de acceso al sistema electoral solo en el día o días asignado para ellos. Así se podría votar por el presidente, senadores, gobernadores, diputados e incluso iniciativas de ley. Una vez realizado el voto, se deberá generar un código de confirmación único. Muy importante demostrar que estás vivo y consciente del voto, ya que podrían personas maliciosas votar por otras personas, para esto existen varios mecanismos, un pequeño video, una huella del celular, una foto, etc.
  • Reducción de costo de la elección. En mi país México, las autoridades electorales imprimen una boleta por cada ciudadano registrado, normalmente votan entre el 15% y 20% de ellos, lo cual genera un desperdicio enorme y se tienen que deshabilitar. Además hay al rededor de 4 funcionarios por casilla, que hay que reclutar, capacitar y compensar. Hay un aparato de funcionarios y abogados que posteriormente contarán y revisarán denuncias, finalmente calificarán la elección. Las votaciones electrónicas podrían eliminar todo este costo.
  • Resultados inmediatos y confiables. Como fuimos testigos en las recientes elecciones americanas, algunos estados se tardaron días en contar votos, con un sistema electrónico los resultados serían inmediatos. La parte de la confiabilidad es la más costosa, con un esquema como el de blockchain (una bitácora inviolable y abierta) se puede construir, llegar a tener un mecanismo como el de transacciones bancarias, nadie duda de ellas y se realizan millones a día. Un equipo muy fuerte anti-ciberataques debe estar atento a mitigar riesgos y en vez de observadores electorales, que hayan analistas de datos revisando los patrones de votación para encontrar irregularidades.

Estoy convencido que la tecnología existe para llevar a cabo este tipo de elecciones, pero quizás el obstáculo más fuerte es el cultural y político. Creo que los gobierno de varios países deben de unirse en un comité que implemente votaciones electrónicas en ciertas regiones, empezar desde lo más pequeño e ir subiendo el nivel, analizar los aciertos y errores, siempre mejorando el sistema. En cuanto vayan habiendo éxitos, la ciudadanía irá confiando.

Parte muy importante de la democracia está en la elección de las autoridades, pero también existen las iniciativas ciudadanas. En mi estado para meter a votación una propuesta ciudadana, se debe conseguir un porcentaje de firmas y luego llevarlas al instituto electoral para que organice las consultas. Esto es un esquema engorroso, con votaciones electrónica esto sería muy sencillo de implementar, de nuevo con un considerable ahorro de recursos.

¿Confiarías en el voto electrónico o voto por internet? ¿crees que la sociedad está preparada?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll to Top