Trabajar desde casa o telecommuting

Cuando uno empieza su empresa o sus sueños debe empezar desde abajo, es decir con la mayor austeridad posible y lo más lógico es iniciar un negocio desde casa. Los beneficios son obvios: no pagas renta, horarios flexibles, transporte y muchos otros. Así he estado trabajando por un mes. Obviamente es un cambio de paradigma y ritmo de trabajo, hay una etapa de adaptación, pero lo he disfrutado mucho.

Pero no solo a los emprendedores que inician es conveniente trabajar en casa, también a las empresas, sobre todo de tecnología. El Teletrabajo poco a poco se ha vuelto prevalente en muchas compañías, tanto para retener a personal valioso, como una forma de premio por el desempeño, además de los beneficios que ya había enumerado. Para un jefe es difícil entrar en la idea del teletrabajo, las preocupaciones van en el sentido de que no se podrá supervisar al personal y el desempeño bajaría por las distracciones.

Es válido. El teletrabajo no es para cualquiera, si se distrae en la oficina seguramente lo hará en su casa. Además, hay dinámicas de trabajo que exigen que haya comunicación directa. Pero ¿cómo integrar en tu empresa ese esquema? ¿debería considerarlo? La respuesta es sí, en mi empresa anterior tuvimos varios empleados que trabajaban en diversos lugares y uno de ellos en casa. Los resultados fueron muy buenos, a final de cuenta lo que uno busca es que se cumpla con el trabajo, que importa si es a media noche o a en la mañana.

Algunos consejos para el teletrabajo exitoso:

  • Definir horario: la disciplina debe continuar, nomás porque te puedes levantar tarde y luego lo recuperas es buena práctica. Es deseable establecer los parámetros para una jornada laboral productiva. Algunos dirán que las mejoras ideas vienen a las 2 a.m. y estoy seguro que muchos pueden adaptarse a esa rutina, pero comúnmente también se cuenta con familia que no se va a adaptar a esa vida.
  • Vistete de acorde: lo más tentador es levantarte en la mañana, ponerte lo más cómodo (que para mucho son las pijamas) y trabajar así. Pero no estoy de acuerdo con esa idea, por supuesto que no vas a vestirte de traje para trabajar en casa, pero ropa casual, como te vestirías un sábado, es buen término. Además, si alguien llega a tu casa, no lo vas a recibir en pijamas ¿o sí?
  • Lugar, lugar, lugar: es muy importante el espacio de trabajo que vas a tener, las oficinas de casa deben estar alejadas de los cuartos donde más hay movimiento como la cocina o la sala. Muchos se establecen el garage o acondicionan otro cuarto que no se use. La iluminación, el clima, el ruido, todo esto es necesario considerar para la oficina de casa. Si no vas a trabajar a gusto largas jornadas, empieza a buscar una oficina compartida.
  • Medios de comunicación: el Internet es básico, si la empresa tiene VPN lo necesitarás o si utilizarás productos como GoToMyPC para acceder a los recursos de la compañía. Ya todo el mundo tiene celular así que una línea telefónica fija se vuelve innecesaria. Considera las tarjetas de internet para tu computadora, cuestan alrededor de $30 dlls mensuales y te permiten usarlas en cualquier lado.
  • Control de distracciones: Esto es clave. Nada es más tentador que dejarse llevar por navegar por internet, las redes sociales, la TV y todas las bondades del mundo moderno. Tienes que poner tus políticas como si estuvieras en la oficina. Quizás te das una media hora para distraerte por cada 3 horas de trabajo o un tiempo determinado antes de empezar la jornada. Por cada distracción que pasa, tardas 7 minutos en retomar el ritmo de trabajo, haz las cuentas.

Estoy convencido que cada vez más el teletrabajo tiene mayor adopción en las empresas. En parte porque la tecnología lo permite a muy bajo costo, pero también porque se pierde mucho tiempo en el transporte y puede ser incluso más económico para las compañías adoptar este modo de trabajo.

¿Cuáles son tus experiencias de trabajar en casa?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*