Tener hijos

Por ahí me llegó una cadena (que no siempre las leo) sobre si es costeable tener hijos, considerando todo el tiempo y dinero que se les invierte. La respuesta fría sería: NO. Pero viendo desde el punto de vista emocional, es muy satisfactorio tenerlos. Algunos de los beneficios:

  • Al jugar con ellos puedes volver a ser niño de nuevo, es el pretexto ideal para ver caricaturas, jugar juegos de video, actuar como tonto y divertirte a lo loco.
  • Tratas de recomponer tu propia niñez, las cosas que sufriste con tus padres, las tratarás de enmendar. Aunque muchos lo que hacen es seguir los patrones, ya depende mucho de tu personalidad.
  • Recibes la admiración que nunca obtendrás. Para un niño(a) menor de 9 años (más o menos) el papá es lo máximo que puede haber, tratan de imitarte (cosas buenas y malas), te dibujan como superhéroe y absorben todo, realmente te escuchan. Más adelante ocurre lo contrario.
  • Pruebas los límites de tu fortaleza. Sobre todo, requieres de paciencia, lo peor es cuando se enferman, sacas fuerzas que no sabías que tenías, al ver tu hijo en estado vulnerable sientes que harías lo que sea por verlo mejor, lo que sea.

Lo que realmente me sorprende es que ningún niño es igual (no sé si con los gemelos pase esto) no puedes educarlos de la misma manera, todos representan diferentes retos.

En fin, creo que estas palabras están dedicadas a las parejas recién casadas que no se han decidido tener hijos por diversas razones (léase económicas). Así como decidieron casarse un día, es lo mismo, es cuestión de aventarse.

Cuéntame ¿qué has recibido al tener hijos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*