Para mantenerse informado

medios

La prensa es extremadamente necesaria, nos informan de los principales acontecimientos del mundo y de nuestra comunidad. Su papel es clave para toma de decisiones y en ocaciones hasta puede salvar vidas. Este valor los saben los centros de poder (políticos y empresarios), es por eso que éstos son los dueños de las televisoras, periódicos, radio y revistas. En regímenes autoritarios, es lo primero que el dictador se apropia. Mediante las noticias se forman las opiniones, la opinión pública mueve a la gente o la paraliza y elige a los gobernantes. Por eso se le llama el cuarto poder.

Pero detrás de los medios de comunicación hay una enorme corrupción, es sistémica. Todo medio tiene un dueño y estos dueños tienen una agenda para obtener o conservar el poder, por eso nunca podrán ser objetivos, no existe la neutralidad en el periodismo. En México existe un duopolio televisivo, por muchos años fue monopolio de Televisa, es famosa la frase de Emilio Azcárraga el dueño de esta televisora de que es “un soldado del PRI y del presidente”.

Me sorprende que exista prensa cargada ideológicamente, izquierda o derecha, esto los hace parciales. El lector no debería saber de donde viene la noticia, los prejuicios o influencias del periodista, los hechos no tienen ideología.

Si todos los medios de comunicación están corrompidos ¿cómo podremos informarnos objetivamente? Sugiero algunas estrategias:

  • Las noticias son temblores. Con esto quiero decir que hay un hecho o evento que sacude al mundo, pero hay miles de pequeños temblores que prosiguen y no necesariamente en el mismo lugar. Los medios de información le ponen poca atención a las consecuencias, eso no vende, buscan el nuevo temblor. Pero ahí están y se sienten. No podemos interpretar las medidas que tomó el gobierno para contrarrestar la crisis sin saber donde proviene la crisis, todo está encadenado.
  • Identificar los filtros. Ya había comentado sobre la ideología de algunos medios, pero la influencia más grande son los patrocinadores. Nunca encontrarás una mala noticia sobre los refrescos o algún fármaco, es útil ver quienes son los que se anuncian, muchas veces ponen una nota mala sobre la competencia. En cuestión política, cuando están ensalsando a un gobernante o candidato, empiezan así “Dijo (X persona) que bla, bla, bla”, es decir, le hacen propaganda como noticia; cuando están en contra, obviamente no citan al político, sino a sus contrincantes.
  • Lo que no se dice. Es impresionante la falta de seguimiento que hay para noticias importantes y algunas le sacan demasiadas notas cuando no está pasando nada. En los periódicos y en los noticieros, lo que quieren que sepas lo dicen al inicio, lo que sigue está para entretener, pero ocacionalmente se les escapa una que otra información valiosa que no está alineada a los intereses, a esas hay que ponerle mucha atención. Por ejemplo, hubo una serie de licitaciones al inicio de la administración de Enrique Peña Nieto que se le otorgaron a empresas chinas, eso no fue lo importante, sino que meses después se cayeron inexplicablemente, ¿por qué sucedio esto? Yo tengo mis teorías, pero es tema de otro artículo.
  • Noticia es doctrina. Estamos tan acondicionados a creer lo que dice en la prensa. Alguien dijo que saber las mentiras que publican basta con leer un artículo que hagan de uno mismo. Es por eso útil leer en varios medios (ya mucho está en internet) e identificar como cambian algunas palabras y se omiten otras, aunque la nota sea prácticamente la misma. También sucede con las fotos, las damos por hecho pero son muy mentirosas y ahora con el photoshop se puede hacer lo que quiera. Tenemos que dudar de todo lo que se dice, especialmente si proviene de un centro de poder como el gobierno, corporación o agrupación social.
  • El contexto es todo. Nada sucede aislado, sirve mucho conocer de historia para tener el panorama completo, aunque tampoco podemos confiar 100% en los historiadores. Hay conflictos que llevan décadas, hay tradiciones de miles de años, diferentes culturas y religiones. Las noticias de acuerdo al contexto puede cambiar todo, incluso cada persona puede interpretar de diferentes maneras, de acuerdo a su sistema de valores y prejuicios.

Como ven es algo complejo hacer sentido de la prensa, pero se puede lograr entender que está sucediendo. A mi me gusta ver como reacciona la gente ante una noticia y para esto las redes sociales son muy buenas, sobretodo Twitter en donde puedes ver las tendencias, sí ya sé, también éstas se manipulan, pero hasta eso es interesante, puedes ver en acción un grupo de poder empujando sus intereses.

En resumidas cuentas, los medios de información no representan la realidad, pero la percepción se convierte realidad. No trato de ser cínico y decirte que no te informes, sino buscar la estrategia para discernir, procesar y obtener lo más cercano a la verdad posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*