Para llegar al destino

Uno de los avances de la tecnología que más me sorprenden es la posibilidad de que con un el dispositivo móvil te guíe para llegar a cualquier lugar que desees. Recuerdo hace no muchos años tenía que imprimir mapas con direcciones desde Google Maps o sitios similares, obviamente tenía que pedirle al copiloto me leyera donde tenía que dar vuelta o que calle tomar. Una vez llegando al destino, para regresar tenía que seguir inversamente las direcciones, lo cual no siempre es la mejor ruta.

Los sistemas GPS llevan años en el mercado, la desventaja es que los mapas estaban precargados y si hubo un cambio en las calles o simplemente está detenido el tráfico en un punto, no eran capaz de indicarlo y ajustarse adecuadamente. Además, era un aparato extra que tenías que comprar (algunos autos lo incluyen) y pagar un servicio. Pero esto ya es cosa del pasado.

Los teléfonos celulares mediante un app como Google Maps o la aplicación de Mapas de Apple, pueden llevarte a tu destino y mucho más. La clave para usar estas aplicaciones es que te dé indicaciones de voz, es malo estar viendo el teléfono mientras manejas, estas aplicaciones hacen esto leyendo los anuncios que estás viendo al manejar, por ejemplo, si tienes que dar vuelta a la derecha te dice esto y el nombre de la calle o avenida que vas a tomar.

Como todo en la vida hay que planear con calma, programar la aplicación para que te lleve a tu destino, pero también ver con cuidado las diferentes rutas que propone, tiene algoritmos para determinar la más rápida dependiendo de la distancia y el tráfico, pero a final de cuentas uno decide. Una vez siguiendo las indicaciones de la aplicación si tomaste mal una salida o te fuiste de paso no te preocupes, el programa recalculará de acuerdo a tu posición y te dará una ruta nueva para llevarte de nuevo al camino.

Sin duda hemos oído de historia de terror donde el GPS llevó a alguien a una ruta incorrecta y se perdieron, a mí me ha pasado, pero no es razón para desconfiar, constantemente están actualizando la aplicación y mejoran los mapas, además podemos recurrir a lo que hacíamos antes: preguntarle a un ser humano.

Las apps de mapas también las puedes usar para encontrar la tienda más cercana o un restaurant, ofreciéndote opciones y obviamente la forma de llegar. La he usado incluso para ir a lugares que ya sé cómo llegar, sorprendiéndome que hay mejores rutas que ahorran tiempo. Recuerdo también que hace como 10 años los mapas de México eran primitivos, no encontrabas muchas calles, pero ahora está prácticamente todo digitalizado hasta los caminos de tierra (me consta) por lo que son muy confiables.

Y tú ¿utilizas apps de mapas para llegar a tu destino? ¿Has tenido problemas?