Metas vs Sistemas

Aumenta la posibilidad de dar en el blanco

Siempre hemos escuchado que para lograr algo en la vida nos tenemos que poner metas. Tras definir la meta tenemos que hacer un plan, asignar tiempo y recursos, pensamos en el cómo, en el cuándo y en el porqué. Nos ponemos recordatorios, alertas, pedimos ayuda para no desistir y al final cuando logramos llegar a la meta, nos sentimos satisfechos y orgullosos.

Pero las metas no funcionan, tal como me leíste, las metas no son efectivas. Al menos para la mayoría de las personas, estamos propensos a distraernos o simplemente a dejarnos llevar por otras cosas más importantes o simplemente por la pereza. Bajar de peso es el ejemplo clásico.

Pero ¿qué hay mejor que ponernos metas?

Sabemos que los humanos somos propensos a los hábitos, muchas cosas las hacemos en automático, quizás son cosas triviales pero al día hacemos cientos de cosas y las hacemos bien. Entonces porque no aprovechar ese característica humana para encaminarnos hacia logros de cualquier índole.

Podemos poner práctica sistemas. Una serie de tareas que se realicen en automático o de forma ágil, de preferencia muy sencillas y rápidas de lograr, pero que éstas nos lleven hacia un camino deseado. Así, el sentir que cumplimos constantemente se vuelve mucho más satisfactorio y hasta adictivo.

Hace tiempo escuché un consejo muy sabio que he visto que es muy cierto, en vez de cultivar tu currículum, cultiva relaciones de negocio. Esto es un gran ejemplo del paradigma de sistemas vs metas, muchos para conseguir un mejor trabajo se esmeran en que su currículum exprese cada detalle de logro laboral, describiendo cada habilidad y curso al que ha asistido, sin embargo, por experiencia sé que los mejores trabajos se obtienen por que conoces a alguien en una empresa o recomendaciones. Es decir, además de hacer lo mejor posible en tu empleo, relaciónate con tus jefes y compañeros, con los proveedores y los clientes, guarda su número, sigue en contacto, esto es el sistema, cuando necesites un empleo, podrás acudir con ellos y hay una gran posibilidad de que te puedan ayudar.

En todos los aspectos de tu vida puedes implementar sistemas y las metas se lograrán solas. Son más que hábitos porque puedes aprovechar la tecnología para implementarlos. Un ejemplo de esto sería tener una cuenta de ahorros a la cual automáticamente le deposites cuando te llega la nómina, invirtiendo un poco de tiempo puedes encontrar en tu banca electrónica la forma de hacer esta y otras más transferencias que te faciliten la vida.

Así que diseñemos nuestros sistemas de vida y olvidémonos de esos propósitos que no vas a cumplir.

Una respuesta a “Metas vs Sistemas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.