Las rachas

Hace poco escuché alguien decir que la vida es de momentos, estoy de acuerdo. Pero también considero que la vida es de rachas. Lo definiría como una serie de eventos y acciones en forma consecutiva que le ocurren a determinada persona. ¿No te ha pasado que pasas periodos difíciles y que nada te sale bien? o que ¿te sientes por momentos “ardiente” y todo se te da a tu favor?

Los beisbolistas saben muy bien de esto, constantemente hablan los bateadores de tener buenas o malas rachas, que pueden ser causas físicas (por una lesión) pero estoy seguro que la mayoría de las veces está en su cabeza el problema.

Estoy convencido que las rachas se pueden provocar conscientemente, nada tiene que ver con la suerte, solo necesitamos un empujoncito para irnos tanto a la cúspide como al abismo. El truco es la confianza en uno mismo, cuando sabes que puedes hacerlo, lo haces y las cosas alrededor suceden para que se logre. Quizás suene esto muy “new age”, pero en mi experiencia, es totalmente cierto.

Hagámos un experimento: todos tenemos algo en nuestra lista de pendientes que lleva mucho tiempo sin atenderse, pudo haber sido porque estamos esperando que nos resuelvan o simplemente nos resulta tedioso hacerlo. Escoge uno de esos pendientes y atiéndelo, no importa que no se resuelva en el momento, solo toma el siguiente paso, puede ser una llamada, un correo, comprar la pintura, etc. Si era algo que se puede resolver en el momento, que mejor.

Una vez realizado esto automáticamente te sentirás mejor, se elevará el nivel de confianza, sentirás que puedes y recordarás cuando hiciste algo que te sorprendió, te tengo una noticia, ¡puedes hacerlo de nuevo! Puedes sorprenderte a ti mismo otra vez.

Confieso que he sido víctima de las circunstancias, como cualquiera he condenado mi mala suerte, he envidiado a otros por tenerla más fácil y todos esos sentimientos negativos de un perdedor. Es importantísimo trabajar en eliminar esos pensamientos, yo sé que es muy complicado y que es muy cómodo culpar a las circunstancias o a la mala suerte. No lo hagas, tú estás en el mismo plano que las personas más exitosas del mundo.

Puedes llevar las rachas más allá, puedes provocar que los que están a tu alrededor se contagien ya sea positiva o negativamente, tienes el poder de creación y destrucción, es tu decisión que camino quieres llevar. Pero te preguntarás ¿cómo puedo hacer que las circunstancias a mi alrededor cambien también? ¿podría hacer cambiar a una otra persona? La respuesta ya sabes ¿verdad? Y estoy seguro que lo has hecho.

Me da mucha tristeza las personas con baja autoestima, yo la he padecido, me he puesto límites, he pensado que no soy capaz. Es pura pérdida de tiempo. Con este artículo he empezado una racha, te estoy compartiendo de mi experiencia y en mi punto de vista algo que podría cambiar tu vida y al hacerlo mi vida empieza a cambiar.

Empecemos buenas rachas, generemos moméntum, es un excelente día para iniciar algo importante ¡Hagámoslo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*