La puntualidad, un valor despreciado

Una vez platicaba con un amigo inglés que para proteger su identidad llamaremos Will Kay, por azares del destino vive en Tijuana y le preguntaba sobre la puntualidad mexicana (esta frase es irónica). Como sabemos para los ingleses la puntualidad es muy importante y hasta se considera una grosería ser impuntual a una cita. Me contaba que muy frustrante para él que lo citen a una hora y que media hora después o hasta más empiece la cita o el evento al cual se invitó, porque los mexicanos sabemos que si nos dicen a la 1:00, hay que llegar a la 1:30.

El ejemplo clásico son las piñatas. En la invitación dice a las 2:00 p.m. para que empiecen a llegar a las 3:30 p.m., es más, si se te ocurre llegar a la hora citada encontrarás sillas vacías, no hay botanas ni refrescos y hasta te miran feo por llegar temprano. ¿Por qué somos así?

Al parecer para los mexicanos mientras más tarde llegues más importante eres. Cuantos eventos sobre todo políticos tiene que estar primero todo el mundo y al último llega el invitado de honor para que todo el mundo lo vea. Esta característica del mexicano me parece aberrante.

¿Cuánto tiempo se pierde en esta forma de ser? Por ejemplo: en un evento con 500 invitados, si empezamos una hora tarde, perdimos 500 horas/hombre, si le das un valor promedio de $5 dlls la hora por persona, estamos hablando de $2,500 dlls echados a la basura. Es cosa seria.

Creo que como país es una de las prácticas que hacen que estemos en el tercer mundo. No sé de donde salió que seamos tan impuntuales, ¿acaso cuando pasan nuestro programa favorito de televisión se esperan a que todos estén sentados para empezar? ¿por qué no podemos ser un poco más como los ingleses?

La puntualidad en México, es un valor despreciado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*