El proceso creativo de los Beatles

Ya está disponible en Disney+ el anticipado documental del grupo británico The Beatles producido por Peter Jackson (El señor de los anillos). Ya existía un documental llamado Let it be con la duración de una película, sin embargo dejaron cientos de horas de filme y audio que no se había visto, Jackson que es un fan de los Beatles tuvo acceso a todo esto y trabajó por años en restaurar el video y construir un nuevo documental que mostrara la historia completa de esta etapa de la banda. Se dice (no he visto el primer documental) que Let it be pintaba un panorama de conflicto entre los miembros, el cual sí existía pero también hubo muchos momentos de camaradería y cariño, que al fin de cuentas Get Back sí logro evidenciar.

Este documental dura 8 horas, para alguien que no es fan o músico, podría parecer enfadoso, para mí fue un deleite, sobretodo comprender el proceso creativo que la banda tenía y que los hizo exitosos. Lo primero que hay que destacar es la meta que se pusieron: componer, ensayar y crear un show donde tocarían el nuevo álbum en ¡20 días! Para los tiempos modernos esto es extremanadamente corto, recuerdo el documental de la creación del disco negro de Metallica, duraron un año en grabarlo y eso que ya tenían las canciones compuestas. Se pusieron esta meta tan ambiciosa porque el baterista Ringo estar tenían un compromiso de actuar en una película.

La banda planteó ciertos parámetros para la realización de este proyecto: sería un álbum en vivo grabado en un estudio de filmación, aunque se propusieron hacerlo en locaciones como el norte de África, se descartó por la logística y el presupuesto. El hecho de realizarse en vivo significaba que no grabarían en estudio, los arreglos serían sencillo y regresarían a sus raíces de rock and roll. La idea original fue de Paul McCartney ya que sentía que se iban a revitalizar con una actuación ante público, cosa que no hacían desde que se puso peligrosa la situación con las amenazas después de la famosa declaración de John Lennon de que eran más famosos que Jesucristo.

La dinámica de los Beatles siempre fue de dos genios (Lennon y McCartney) que colaboran y a la vez competían, y los otros dos (Harrison y Starr) que eran opacados pero funcionaban muy bien complementando la estructura, también eran extraordinarios músicos. Lo que podemos ver en el documental es que al principio McCartney era el líder creativo, aportaba más canciones y trataba de hacer los arreglos, en una extraordinaria escena vemos como Paul componía la canción de Get Back con su bajo tarareando las letras ante la mirada atenta de Harrison y Starr. Una vez que se estableció la melodía base, cada uno de los miembros aportaba su parte, cabe destacar la importancia de Ringo con el ritmo. El punto clave era que la canción sonara bien, incluso las letras tenían que oirse correctamente y esto a base de ensayar y ensayar, viendo la canción desde varios puntos de vista.

Este dinámica llegó a cansar a George Harrison que un día renunció a la banda, aunque mucho tuvo que ver el frío estudio de cine de y la presencia de Yoko Ono (esposa de Lennon). Fue interesante ver la reacción de los demás miembros, al principio estaban como si nada, después estaban tocando desenfrenados sin sentido. Al otro día se les veía muy tristes, sentían como se salía todo fuera de control. En este punto los Beatles pudieron haber conseguido otro guitarrista pero hicieron el esfuerzo por traerlo de nuevo, dos veces se reunieron hasta que llegaron a acuerdos diferentes, lo cual llevó a que ensayaran en un estudio más acogedor, en las oficinas de su empresa, Apple.

Un momento mágico en el documental fue cuando llegó Billy Preston un tecladista que conocieron en sus días en Hamburgo. Aunque Lennon y McCartney eran muy buenos en el piano, Preston era un maestro para los solos de piano eléctrico, cuando tocaron Get Back se oia con mucha armonía y sabor. Además al tocar con alguien externo, los hizo comportarse mejor, la dinámica se elevó. Preston los acompañó en este álbum y el siguiente y muchos lo consideran el quinto Beatle.

La fecha límite solo se desfasó un día, empezaron a sentir más presión y vimos como todos los miembros llegaban en la mañana con una propuesta de canción, incluso Ringo Starr trajo a la mesa el tema de Octopus’s Garden el cual posteriormente sería grabado en el próximo álbum. Se desecharon varias canciones, algunas de Harrison que estaba ávido por contribuir, llego a mencionar que mejor grababa su álbum, lo cual hizo el siguiente año, pero también quedaron fuera algunas de Lennon y McCartney, lo importante era tener las mejores, esto lo aprendieron del álbum blanco donde grabaron todo lo que traían, algunas canciones no son muy buenas.

Dicen que los Beatles llegaron a tal maestría como banda por todos los años que tocaron juntos, pasaron varios meses en tabernas de Londres y luego en Hamburgo, Alemania. El autor Malcolm Gladwell planteó la teoría que practicando 10,000 horas te haces el mejor del mundo y es más o menos lo que hicieron los Beatles. Quizás esta es la razón por la que se sentían confiados en armar un álbum, un documental y un show en 20 días. Pudiera verse como pérdida de tiempo todas las veces que los miembros de la banda solo estaban jugando o tocando canciones del recuerdo, pero creo que tenía un propósito de liberar la creatividad, de disfrutar la música. Se les notaba la cara de felicidad.

Finalmente acordaron hacer un show en el techo del edificio de su empresa, no serían las 12 canciones que hubieran querido pero al menos 7 sí. Este concierto es icónico en la historia del rock and roll y lo tocaron con tal maestría que varias canciones en el album de Let it be aparecieron de esta actuación. Aún siendo un día frío de enero en Londres, el concierto continúo hasta que la policía lo permitió, es difícil de creer que hubieron 30 llamadas quejándose del “ruido”. Aunque no era el final esperado para ellos, hicieron lo más que pudieron con los recursos que tenían, en este caso tiempo, porque el dinero no era factor.

Una vez terminado el concierto, escucharon en el estudio como salió la grabación, estaban muy complacidos y en vez de irse a celebrar, quedaron de regresar al otro día para terminar de grabar la canciones pendientes. No se puede decir que los Beatles no eran trabajadores, en1965 y 1966 sacaron dos álbumes por año y aparte constantemente liberaban sencillos, todos eran éxitos.

Podemos concluir viendo este documental que la inspiración llega hasta cierto punto, es la chispa pero no es la llama, hay trabajar duro para obtener el producto ideal. El talento solo es muy valioso pero no más que el trabajo en equipo, McCartney y Lennon no llegaron a tener el impacto que tuvieron los Beatles. Los proyectos nunca salen como se piensan, pero es importante tener metas y plan como guía para acercarse a los sueños. Muchas personas se enfocan ante la presión otras se derrumban, hay que aprender a vivir con el estrés para que saque lo mejor de nosotros.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll to Top