El dilema de las redes sociales

¿Eres de las personas que terminando de comer de inmediato tomas tu teléfono para ver las redes sociales? Cuando estás tranquilo y suena una notificación, ¿te da un poquito de ansiedad? Cuando publicas una foto ¿estás al pendiente de los likes y los comentarios? ¿Puedes pasar horas viendo videos de Tik tok o Youtube cuando deberías estar dormido? Todos estos comportamientos son provocados, diseñados y refinados por los creadores de las redes sociales para conservar tu atención y según el documetal de Netflix El dilema de las redes sociales para venderte productos.

Este documental es muy importante para estos tiempos, creo que explica muy bien el modelo de negocio de las redes sociales y los mecanismo que utilizan para controlar 3 aspectos: atención, crecimiento y publicidad. De forma dramática muestran que los algoritmos (o inteligencia artificial) están monitoreando la conducta de los usuarios para aumentar estas 3 variables, hasta el punto de cambiar la vida de las personas, tanto así que atribuyen a las redes sociales el aumento de los suicidios en niñas y adolescentes, curioso como no mencionan a los varones que son los que más se suicidan.

Vemos como una series de ex empleados revelan secretos de la industria y su falta de ética. Destaca un carismático ex empleado de Google que en su momento alzó la voz sobre el rumbo que estaba teniendo la tecnología y que fue silenciado por los dueños de la compañía, me quedé rascándome la cabeza porque Google no es una red social (quiso ser en un momento con Google+ pero fracasó), el negocio de Google es la publicidad mediante las búsquedas, claro que tiene muchas tecnologías y productos, pero ese es su principal fuente de ingreso.

Para mi es evidente, todo lo que se dijo en el documental fue revisado por los abogados de las compañías, es decir, todo se dijo con consentimiento, uno de los entrevistados dijo que estaba un poco cansado de verlo todo con los abogados. Esto me da a pensar que el mensaje de este documental es autorizado, estas compañías quieren que lo veas, pero te preguntarás ¿por qué querrán que se sepa que sus productos están causando tanto daño? No, lo que quieren que se sepa es que tienen el poder de cambiar a las personas. Este documental está hecho para los anunciantes y los políticos para mostrar que deben tener cuidado con ellos.

Uno de los aspectos que no fue abordado mucho en el documental fue la privacidad. Lo que hace algunos años fue revelado por Edward Snoden, la cooperación entre el gobierno y las empresas de tecnología, es el problema más grande con las redes sociales. El gobierno de Estados Unidos (y asumo que otros países) cuando requiere información de llamadas, localización, conversaciones privadas, etc. solo hacen una petición a estas compañías y tiene toda la información de cualquiera. No se diga los hackers que obtienen y venden esta información en el dark web. ¿Qué están haciendo las empresas de tecnología sobre esto?

El documental mostró como un joven puede ser radicalizado, es decir, expuesto a ideas extremas ya sea de izquierda o derecha que pueden llevar a nivel de culto y empujen a actos subersivos. Se decía que los terroristas de Isis usaban el internet precisamente para esto y que lo hacían exitosamente. Ahora vemos como fenómenos de QAnon y teorías conspirativas están siendo escuchadas por muchas personas, pero ahí yo culpo al estado de los medios de información, dicen tanta mentira y propaganda que orilla a las personas a buscar otras fuentes, sin verificar su veracidad. Estamos en la era de la posverdad, ¿acaso esto es nuevo? No lo es, solo que ahora viaja más rápido y se amplilfica con potencia.

No le quito mérito al documental de hacer notar las consecuencias psicológicas de las redes sociales, se me hicieron algo exageradas las dramatizaciones de la familia, pero es un hecho que la dinámica de la convivencia humana está siendo afectada.

En un momento del documental preguntan ¿cuál es el problema? Todos los entrevistados se quedan callados, pensativos, no saben que decir. Donde se queda callado el documental es preguntar ¿cuál es la solución? Amable lector, creo que usted sabe cual es, es obvia, cancelar las cuentas de redes sociales, sin embargo, el documental no lo menciona, lo cual es muy extraño. Interpreté como algo inevitable, ya nadie lo para y más vale vivir con esto. Ninguna alternativa o esperanza nos dieron.

Recomiendo ampliamente el Dilema de las Redes Sociales como parteaguas de una discusión, pero hay que verla críticamente, ¿se puede culpar a empresas a buscar maximizar sus ganancias? Los servidores y ancho de banda son muy costosos, creemos que estas empresas hacen las cosas por caridad, por supuesto que deben hacer dinero y crecer, hay muchos inversionistas. Los creadores de este documental tienen como una idea romántica e ingenua sobre los negocios, hasta anti capitalista.

Comparte tu opinión sobre el documental.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll to Top