El costo del distanciamiento social

Para erradicar la pandemia del COVID-19 que estamos sufriendo, las autoridades sanitarios han impuesto como estrategia clave el distanciamiento social o distanciamiento físico, para reducir el riesgo de contagio. Esto incluye una serie de medidas como, cierre de escuelas y lugares de trabajo, mantenerse en casa y al salir en público, guardar una distancia de 2 m. entre las personas.

Por supuesto que no es un concepto nuevo, desde tiempos bíblicos se aislaba a las personas enfermas del resto de la población, quizás las razones eran diferentes, pero la idea era la misma. En otras pandemias que han azotado la humanidad, la cuarentena ha sido un instrumento para contener lo más posible las pestes, Isaac Newton y William Shakespeare realizaron grandes obras y descubrimientos cuando estuvieron aislados.

Por primera vez en mi vida y en la vida de todos ustedes, nos tocó vivir esta pandemia en casa, solo salgo para comprar mandado. No ha sido fácil, toda la familia tiene un desajuste en los hábitos alimenticios y en el sueño. Ya estamos en la cuarta semana y al parecer estaremos en esta situación por más de un mes. Tratamos de sobrellevar la cuarentena con humor y evitar los momentos deprimentes.

Estoy seguro que pasaremos esta etapa sanitaria, sin embargo, expertos han advertido que las secuelas del distanciamiento social pueden ser graves. Estudios demuestran que después de aislamiento personas sufren de stress, insomnio, estar emocionalmente exhausto y el abuso de sustancias.

En estos tiempos por supuesto el aislamiento no es total, los medios electrónicos como redes sociales y aplicaciones de comunicación, ayudan a estar en contacto, por lo menos en un par de sentidos las relaciones continúan, sin embargo, los otros 3, especialmente el tacto es muy necesario para los humanos, sana, da alivio.

Los especialistas en la salud mental tendrán mucho trabajo una vez pasando la pandemia. Muchos de nosotros abrazaremos con fuerza a los familiares y amigos, quizás otros seguirán sin saludar de mano o de beso. Esperemos que la ansiedad se disipe y llegamos a la “normalidad”.

¿Cómo te has sentido esta cuarentena? ¿Cómo crees que serán las relaciones humanas una vez pasando la pandemia?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll to Top