El asesino de Las Vegas ¿lobo solitario?

El mundo se conmovió el primero de octubre del 2017 con la noticia del asesinato masivo en Las Vegas. Este evento resultó en la muerte de 58 personas y más de 500 heridos que disfrutaban de un concierto de música country llamado Route 91. El asesino de nombre Stephen Paddock con múltiples armas de alto calibre disparó desde su cuarto en el hotel Mandalay Bay en el piso número 32 el cual duró aproximadamente 10 minutos finalizando con el aparente suicido del asesino.

Las reacciones

Las primeras noticias de esta masacre fueron acompañadas de un anuncio del grupo terrorista ISIS adjudicándose el atentado, rápidamente fue desmentido al aparecer información sobre el presunto asesino el cual no tenía ningún indicio de contacto con un grupo terrorista y además era blanco.

Las reacciones de muchos no se hicieron esperar por el lado del control de armas por parte de los liberales norteamericanos. En específico el mecanismo que hace que un rifle semiautomático se convierta en automático (bump stock). Sin embargo, varios días después se hizo obvio que ni esta desgracia moverá a los legisladores a una reforma para restringir la compra de armas y es que en la cultura norteamericana está muy arraigada la posesión y uso de armas, está en la segunda enmienda constitucional.

El presunto asesino

El perfil psicológico de Paddock ha representado un verdadero enigma para los investigadores, no han encontrado la motivación para la masacre, no se le ha detectado afiliación ideológica, no ha quebrado la ley, se comportó muy tranquilo, trabajó incluso para el gobierno en el servicio postal y la oficina recolectora de impuestos. Lo que sí, había comprado una gran cantidad de armas, se encontraron 33 rifles en el cuarto del hotel, las transportó en 10 bolsas.

Se informó que días antes Paddock había hecho una transferencia de 100 mil dólares a su novia a las Filipinas. Los investigadores la llamaron y aún sigue en custodia de las autoridades, no ha dado pistas del motivo. Se sabe que sí tenía mucho dinero y que le gustaba apostar, por lo que una de las líneas de investigación es el crimen organizado ya que el juego es conocido como un mecanismo para lavar dinero.

Lamentablemente no sabremos que estaba pasando por la mente de Paddock ya que éste se suicidó antes de que llegara la policía, aunque por ahí existe una grabación de dos tiros con la misma arma, ¿suicidio con dos tiros? Regresaremos a este detalle más adelante.

Las teorías

Ante muchas incongruencias en la investigación, las especulaciones están a la orden del día. Se ha manejado en medios alternativos explicaciones posibles como: Paddock era un liberal que quería matar a los más conservadores posibles (un concierto de música country es preferido por seguidores de Trump), que fue un sacrificio del Illuminati y que fue un atentado provocado para generar una guerra civil americana.

Pero hay una teoría que en mi punto de vista explica muchas cosas y es la siguiente: Paddock no planeó matar a nadie, se trató de una venta de armas que salió mal, terriblemente mal. El presunto asesino sí cumplía con características de un vendedor de armas, por su bajo perfil, por su lavado de dinero y por el lugar donde estaba, en Las Vegas suceden muchas de esas transacciones, después de todo en el hotel no levantó ninguna sospecha.

No han liberado videos de quien entró y salió del cuarto de Paddock, pero es posible que los compradores no hayan estado satisfechos o que las cosas se salieron fuera de control y decidieron “probar” las armas en el concierto que ocurría. Es posible también que también fue asesinado Paddock por los compradores, los dos tiros a la cabeza son característicos de una ejecución.

Los posibles compradores quizás si eran ISIS y por eso de adjudicaron el atentado, o quizás si eran unos locos que no les importaba en lo más mínimo las vidas humanas que podían acabar, también explicaría las dos ventanas quebradas para disparar en las esquinas del cuarto. Al final de cuentas la culpa se le echó a Paddock, aunado a la incapacidad de la seguridad del hotel y de la policía para evitar la masacre. Se habló de una persona que trabaja en el hotel de apellido Campos que se confrontó con el asesino, sin embargo no ha dado su versión.

Conclusión

Este atentado cambió definitivamente el ánimo de los norteamericanos, tuvo el mismo resultado que un ataque terrorista, ahora la seguridad en eventos masivos se tendrá que reforzar dramáticamente, aunque ya sabemos que no habrá cambios significativos en legislación para control de armas (lo que sí vimos fue un incremento sustancial en la compra de armas y municiones) porque los republicanos tienen control de ambas cámaras.

Me temo que tampoco sabremos toda la verdad de lo que ocurrió ese domingo 1 de octubre, el FBI se ha estado encargando de la investigación y la narrativa del “lobo solitario” está muy sólida, no tienen la presión de encontrar a los culpables y el motivo al parecer no pesa tanto en la sociedad. Las verdaderas víctimas que no tenían razón para morir será una herida abierta en sus familiares y amigos.