El abuso sexual en niños con autismo

Es un tema muy doloroso de tratar, no me imagino el pesar de los padres ante una situación donde su hijo con autismo haya sufrido abuso sexual. Por supuesto que el mayor dolor recae sobre el niño que ante la dificultad para comunicarse sufre estos abusos, comúnmente por las mismas personas encargadas de cuidarlos, ya sea terapeutas, personal de apoyo en instituciones o incluso mismos familiares.

Los pederastas buscan estos niños porque saben que es más difícil que los atrapen, y si lo hacen, ante la ley las tienen de ganar porque no tendrán una denuncia por su víctima, al menos que otra persona lo haya sorprendido en el acto. Según estadísticas >el 16.6% de los niños con el trastorno autista han sufrido de abuso sexual, es una cifra alarmante. No hay estadística que diga en cuántos de ellos se han castigado al violador, pero debe ser mínimo.

En niños normales hay indicadores que pueden advertirse cuando sucede el abuso, los cambios de conducta, el aislamiento, los episodios de miedo, etc. pueden darles a los padres de familia señales de que hay algo malo. Sin embargo, en los niños con autismo estos son los comportamientos comunes. Las señales que hay que buscar es de tipo físico, como infecciones, no caminar normalmente, sangrado, rasguños, moretones en el cuerpo y otros.

Lo que es un hecho es que el 90% de los abusos son realizados por varones. Esto importante tener en cuenta en la escuela o centro de atención donde nuestros hijos acuden, eso no quiere decir que todos los maestros y terapeutas sean pederastas, pero es algo que ponderar. Es prudente sospechar sobre hombres que son voluntarios en estos centros, es muy común que los abusadores se presenten como personas que ayudan desinteresadamente.

Les recomiendo ampliamente este artículo sobre cómo identificar si el niño ha sufrido de algún abuso sexual. Me gustaría que me comentaran si han sabido de alguno de estos casos y que recomiendan para evitarlos.