Dilema moral de la golpiza al ladrón de la combi

El pasado 31 de julio de 2020, era un día más en un México en pandemia y en crisis. Como todos los días, millones de mexicanos usan con un gran riesgo el transporte público para ir a su trabajo o escuela, aunado al coronavirus, el gran pelligro son los asaltos y para las mujeres el acoso.

De pronto surgió un video que le dio alegría a mucha gente, un asalto frustrado en una combi en Texcoco, donde los pasajeros le dan una tremenda golpiza al ladrón luego de que su compañero que traía el arma no pudo subirse ya que el chofer tuvo la pericia de acelerar. Este video se hizo rápidamente viral.

Leí muchos comentarios en redes sociales, expresaban satisfacción por este acto de “justicia”, en un país donde la impunidad casi llega al 100%, donde la tasa de desempleo está altísima, el crimen es un gran negocio y los ciudadanos estamos a su merced. Echaban porras a cada golpe y celebraban que al tipo lo dejaron en la calle desnudo.

También hubo personas que defendieron al ladrón, argumentando que la pobreza orilla a las personas a una vida de crimen y que no se merecía esa golpiza. Cabe mencionar que esto fue la minoría de las opiniones.

Y como a todo se le hace meme en estos tiempos, aparecieron muchísimos de ellos, algunos graciosos hay que decirlo, hasta hicieron una cumbia con la música de una canción de los Ángeles Azules. A los pasajeros del combi los convirtieron héroes, “los vengadores mexicanos”, muchos le quieren “pichar” una cerveza.

Para mi donde viene el dilema moral es que no apruebo una sociedad donde se tome las justicia por su propia mano y menos con una turba enardecida, se pierde la proporción del castigo, seguro los pasajeros de la combi se acordaron alguna vez que los asaltaron y sacaron su frustración. Recuerdo una multitud en la Ciudad de México que quemó hasta dejarlo en cenizas a un policía porque alguien dijo que había violado a una niña, resultó que no era.

Los medios ahora están sacando más videos (hay más cámaras que nunca) donde grupos de personas golpean a supuestos delincuentes, no está claro si esto es una tendencia o solo las noticias se están subiendo a la ola. Desgraciadamente creo que se darán más estos casos, muchos lo celebrarán y esperarán que los criminales la piensen dos veces antes de elegir esa vida.

Hace unos años surgieron en varias regiones del país los llamados grupos de “autodefensa” para suplir la ausencia de autoridad y complicidad de la policía, este experimiento fue un fracaso, las autodefensas se corrompieron y la gente les tuvo el mismo miedo que al crimen organizado. Ahora el doctor Mireles que fue la cara más famosa de la autodefensa, es funcionario del gobierno.

Ante una policía y clase política que trabaja para el crimen organizado, cada vez más asesinatos y ola de violencia, entiendo que los ciudadanos obtengan satisfacción por golpizas a presuntos criminales, pero eso solo va a escalar la violencia, no la va a bajar, el camino correcto y el más dificil es ser mejores ciudadanos, apostar por la educación, exigir a las autoridades, participar en mejorar la comunidad y un largo etc.

¿Cómo te hizo sentir la golpiza al ladrón del combi? ¿Cómo crees que podemos mejorar como sociedad?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll to Top