Computación cuántica

La ley de Moore que dice que aproximadamente cada dos años se duplica la capacidad de los procesadores está a punto de llegar a su tope y es que físicamente será imposible de reducir de 14 nanómetros el tamaño de un transistor, estamos hablando de dimensiones moleculares. Con la demanda cada vez más de poder de procesamiento en espacios reducidos esto será un gran problema para el futuro próximo.

Los científicos han trabajado por décadas en el siguiente modelo de computación. El actual se basa en transistores que son básicamente switches que hacen operaciones lógicas con bits (0s y 1s). Estos transistores se han reducido a lo largo de los años para poder caber en computadoras con menores dimensiones, mientras menos tenga que viajar la información más rápido.

Esto es un gran problema porque las exigencias de procesamiento cada vez son mayores, por ejemplo, está por hacerse popular las televisiones con resolución 4K (cuatro veces mayor a la alta resolución), las películas o series para estas televisiones serán transmitidas por internet. Los sistemas con inteligencia artificial y análisis de bases de datos gigantescas son otros casos donde el poder de procesamiento es clave, esto sin mencionar el tema de seguridad que exige encriptar y desencriptar cantidades masivas de información.

Desde hace décadas científicos e ingenieros han estado trabajando en el nuevo paradigma, la computación cuántica. Los avances en la física cuántica han permitido el desarrollo de un modelo donde en vez de almacenar datos en bits, se haría en cúbits que permitiría manejar múltiples valores gracias a la superposición. El reto ha sido la estabilidad de los cúbits, los experimentos al tratar de hacer procesamientos a gran escala han fracasado, sin embargo, los informes indican que pronto podrán superar estos problemas.

La promesa de la computación cuántica es muy grande. Se avizoran aplicaciones en ramas de la medicina, inteligencia artificial, industrial, ecológicos y toda área de donde se requieran gran capacidad de procesamiento. Muchas operaciones que ahora tardarían años, incluso siglos, con la computación cuántica se podría resolver en segundos.

Hay una revolución que está por llegar y requerirá otros desarrolladores con un paradigma de programación diferente. El límite será la imaginación. Este video es muy ilustrativo para comprender lo básico de la computación cuántica.