Billions, la sed del poder

Cuando vi la serie donde protagoniza uno de mis actores favoritos Paul Giamatti y una cara conocida con Daniel Lewis (de Homeland), me pareció irresistible ver la serie de Billions, que se transmite en Showtime pero actualmente cada lunes Netflix hace disponible un nuevo episodio.

La serie muestra dos caras del poder que chocan: el estado y la iniciativa privada. Chuck Rhodes (interpretado por Giamatti) es un procurador federal que se especializa en delitos financieros y cuya esposa Wendy es psicóloga y trabaja para una casa de bolsas poderosa llama Axe Capital. El CEO, Bobby Axelrod (Lewis) es un ambicioso e inteligente director que ha llegado a niveles de éxitos exorbitantes pero que costa de pisotear a los demás.

Ambos personajes son trenes a toda velocidad en ruta de colisión. Rhodes aunque aparenta buscar la justicia y el bien de la sociedad, es maquiavélico y juega con la ley a su conveniencia, sus ambiciones no son el dinero, sino el poder. Hay una dinámica interesante con su esposa ya que trabaja para el “enemigo”, tarde o temprano esto será un gran problema. Me encanta Wendy porque además de guapa es muy inteligente, ¿quién no iría con una terapista como ella?

Axelrod nunca está satisfecho, pero al ser investigado por el gobierno, pelea como tigre no solo para sobrevivir sino para destruir a Rhodes, pero lo tiene que hacer sin arriesgar a su empleada Wendy, la cual es un “activo” valioso para la empresa. La esposa de Axelrod es personaje también interesante, tiene raíces humildes, pero es como dicen coloquialmente “luchona”, bien trabajadora y no acepta manipulación de nadie.

Me gusta la serie porque ofrece un vistazo tanto a las instituciones de procuración de justicia, política, así como los negocios de inversión y manejo de capital de riesgo. Billions tiene quizás el intro más rápido de la historia, es una toma de Manhattan desde el aire, mostrando la majestuosidad de la isla donde más dinero se mueve en todo el mundo.

Hay que decir que la primera escena de toda la serie es intensa sexualmente, cuando vi eso no sabía que esperar, pero es solo un aspecto de los personajes que me parecen fascinantes. Las actuaciones son excelentes, la producción de primera y el guion es muy bueno, en ocasiones les pasa lo que a muchas series, ponen subtramas que no llevan a mucho para rellenar.

La serie está en su segunda temporada, como mencioné los lunes aparecen en Netflix sino tienes el canal Showtime. Muy recomendable la serie, hacen de los lunes un día porque esperar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*