Atrapado en el tiempo

Groudhog day es una película protagonizada por Bill Murray y Andie McDowell dirigida por Harol Ramis creador de Ghostbusters y Analyze This entre otras. Hace tiempo la vi y me pareció original y Bill Murray como siempre se me hizo gracioso con su habitual sarcasmo. A finales del 99 vi un programa de esos que resumen lo ocurrido en el siglo y comentaban que una de las mejores películas fue precisamente Groundhog day cosa que me intrigó mucho.

Años más tarde vi de nuevo la película, capté varios detalles que no me había fijado y se me hizo aún más graciosa, pero hasta ahí, no para considerarla una de las mejores. Recientemente la pasaron en TV y siempre me gusta verla sin embargo hasta ahora comprendí algo que no había visto.

Phil Conner es un meteorólogo de Pittsburg que es muy egoísta y trata a los demás como tierra. Le asignaron un reportaje a un pueblito rural de Pennsylvania donde hay una tradición cada 2 de febrero (día del topo), queda varado por el mal tiempo cosa que le molesta mucho. Al otro día despierta en su hotel de la misma manera que el día anterior y empieza a ver como se repite las situaciones. En primera instancia se le hace muy raro y no lo quiere aceptar, todo el mundo lo mira extraño.

Pasan los días y sigue siendo 2 de febrero, entra en una etapa donde busca tomar ventaja de la situación, comienza a robar, a entrar en excesos y a tratar sin éxito de conquistar a su compañera de trabajo. Se cree invencible incluso dice que es un “dios”. Pero llega a la etapa de la desesperación, la monotonía lo vuelve loco y se suicida múltiples veces, también sin éxito.

En una conversación de la película le pregunta a una persona en un boliche: “¿Qué harías si todos los días fuera el mismo y estuvieras en el mismo lugar?”, le contesta: “Eso resume mi vida”. ¿Cuántas veces no nos sentimos así, que no avanzamos, que la vida no tiene sabor, que vemos las mismas personas y vivimos las mismas rutinas?

Llega el momento en que Phil ve una luz, cambia su actitud, empieza a ayudar a la gente, a un pobre anciano que muere, a unas viejitas que se le poncha la llanta, atrapa a un niño que se cae de un árbol, aconseja a las personas de un café. Comienza a estudiar libros y a aprender a tocar piano el cual llega a dominar como un maestro.

Todos los días se convierten en una oportunidad para ser lo mejor que puede ser. Su compañera de trabajo extrañada lo acompaña todo el día para ver “que pasa” a media noche, al amanecer vero un nuevo día, el 3 de febrero, rompió el hechizo sin embargo Phil ya es otra persona.

Así comprendí la profundidad de la película. Todo está en uno mismo, dentro de uno están las herramientas para ser feliz y ser la persona que siempre hemos deseado ser, aún en las situaciones más difíciles. Así que no hay razón para sentir monotonía o agobio, todos los días tenemos la oportunidad, tomémosla.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll to Top